Sunday June 20th, 2021

“Nudo mixteco”: desenredando al patriarcado

Estamos en presencia de una película lúcida, un tremendo debut de una actriz devenida en realizadora, Ángeles Cruz. Se trata de “Nudo Mixteco”: un filme magnífico que pueden ver en exclusiva como parte del FICWALLMAPU. “Nudo Mixteco” estará disponible para todo Chile durante 48 horas, a partir de este viernes 18 de junio desde las 22 horas en Ficwallmapu, sólo se necesita registro en Festhome ¡sin costo!

Por Ernesto Garratt Viñes

Las tres historias que unen el nudo de esta película corren al mismo tiempo, pero en carriles separados aunque se trenzan delicadamente en las calles y casas de un pueblo de México, y durante el mismo día: la fiesta patronal de San Mateo de la Mixteca oaxaqueña.

 

A este sencillo poblado regresan tres de sus hijos pródigos, cada uno por su lado, cada uno en una historia separada, pero unidas todas inteligentemente no solo por ingeniosos y sutiles conectores narrativos, sino que además por el fondo temático que propone la directora mixteca Ángeles Cruz:  el estudio brutal del desamparo social hacia pueblos originarios, el abuso constante a la mujer y la normalización de la violación hacia niñas indefensas.

 

Ángeles Cruz filma con un elegante clasicismo estos tres relatos que comienzan con una historia potentemente femenina, para que no queden dudas del postulado de este trabajo sobresaliente: María (Sonia Couoh) trabaja como asesora del hogar en la capital y  viaja con urgencia a su pueblo natal para el funeral de su madre; allí, en la ceremonia religiosa de despedida, encara un nuevo con dolor cuando queda patente el rechazo paterno por la “vergüenza” que significó tener una hija lesbiana. Tanto Esteban (Noé Hernández) como Toña (Miryam Bravo) llegan al pueblo en el mismo bus, pero ninguno conoce al otro. Se bajan para seguir carriles propios. La historia de Esteban corre por la vía del marido despechado, quien tras de tres años de ausencia, vuelve para encontrar a su esposa  Chabela (Aida López) con otro hombre.  Y Toña, que protagoniza la parábola final, es quizás la trenza más dramática: regresa para evitar que su pequeña hija sea víctima de violaciones como lo fue ella misma a manos de un tío.

 

 

En “Nudo Mixteco” la autenticidad del territorio se percibe en cada cuadro del filme: la propia directora es, como sus personajes, una hija pródiga de esa localidad que ha retornado para filmar con sus vecinos y conocidos y amigos esta película. Muchos de los actores y secundarios de “Nudo Mixteco” son actores “naturales”, es decir, no profesionales y han trabajado de manera colectiva con Ángeles Cruz para darle forma y fondo a una producción que refleja un dolor y una pena con una sofisticación pocas veces en el cine latino.

 

Las trenzas de “Nudo Mixteco” se podían haber cruzado de manera caricaturesca, se podía haber sucumbido al melodrama barato, a la explotación comercial, al turismo cultural. Pero afortunadamente nada de eso pasa. El nudo en “Nudo Mixteco” se desenreda muy bien y las tres trenzas fluyen bien y orgánicamente en un cauce golpeador, elegante y contenido: una mezcla que te queda dando vueltas en la cabeza y el corazón mucho, mucho tiempo después de haber abandonado la película y las polvorientas calles de San Mateo, con sus secretos, pecados y carencias.

 

Ernesto Garratt Viñes (Santiago de Chile, 1972) es guionista, escritor y crítico de cine. Ganó el Premio Marta Brunet a la Mejor Novela para Jóvenes del Ministerio de Cultura con Allegados (Editorial Hueders, 2017). Es autor del libro Tardes de cine (Ediciones B, 2012) y de Casa Propia (Hueders, 2019). En el año 2011 recibió el premio del Santiago Festival Internacional de Cine por su apoyo a la difusión periodística y crítica del cine chileno. En la actualidad ejerce la crítica de cine en medios como radio ADN y NerdNews.cl. Su última novela es Error de Continuidad (Áurea Ediciones, 2020).

  • 134
  •  
Comments0

Reviews ( 0 )

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *